Aprende a cortar las uñas a tu perro

Antes de cortar las uñas negras a tu perro:

1. Mente tranquila!: Antes de nada, fuera nervios y fuera miedo. Si no tienes confianza y cortar las uñas a tu perro te da miedo, no hace falta que lo hagas. Pide a alguien con experiencia que te ayude o ve al veterinario o peluquero canino que tengas cerca y pídele que lo hagan por ti, normalmente por unos 5 euros lo hacen.

2. Usa tijeras especiales para perros:  No utilices tijeras para personas. Las tijeras especiales para perros van mucho mejor, y disminuyen el riesgo de que te desvies en el corte. Puedes encontrar dos estilos de tijeras, las básicas que son como una tijera pequeña pero con la punta más corta y redondeada. Estas van bien para perros pequeños, pero para las razas grandes es mejor comprar tijeras tipo guillotina o con algún tipo de muelle que nos facilite hacer fuerza. Las uñas de los perros grandes obviamente son un poco más duras de cortar y se necesita hacer un poco más de fuerza, por eso hacerlo con una tijera “básica” pequeña es complicado.

Como cortar las uñas negras a tu perro:

Sabemos que la uña del perro básicamente tiene dos partes:

  • la parte de “queratina muerta” que es la que queremos recortar un poco y
  • la parte “viva” de la uña con las terminaciones nerviosas, la sensibilidad y pequeños vasitos sanguíneos con riego.

El objetivo es no cortar nunca esta parte “viva” para que al perro no le duela y no sangre. Con los perros que tienen las uñas blancas es más fácil, porque a simple vista se aprecia la parte viva en tono rosado. En el caso de los perros con uñas negras la cosa se complica un poco porque a ojo toda la uña es del mismo color y tenemos que aprender a distinguir de otra manera y saber hasta donde cortar.

¿Entonces como sabemos hasta donde cortar las uñas de perro negras? Hay dos maneras, yo concretamente utilizo la primera de ellas:

1. Corta poco a poco hasta que veas una parte negra en la uña del perro (parte negra mirando el corte, quiero decir):

Empieza cortando un trozo de uña muy pequeño, de unos dos milímetros y observa la sección que ha dejado el corte en la uña del perro.

  • Si ves que es todo sólo color blanco significa que sólo es queratina, y puedes cortar otro trocito pequeño si quieres.
  • Haz un segundo corte, pequeño también (no más de 2 milímetros). Seguramente tras este segundo corte ya aprecies que la sección de la uña ya no es blanca sino que en el centro hay como un cuerpo gelatinoso color negruzco o grisáceo. Ahi ya debes parar, porque si sigues cortando, lo siguiente es la parte viva de la uña (la rosada), y esa la queremos evitar siempre para evitar que el perro sangre.

Hacemos una segunda pasada en la uña, cortando otros 2 milímetros y vemos que ya no es totalmente blanca como antes, sino que aparece una parte grisácea en el centro de la sección. Ahi pararemos de cortar las uñas del perro. Si siguiésemos cortando veríamos que esa parte como gelatinosa se vuelve más negra y despúes ya aparecería la parte viva con el nervio y los vasitos sanguíneos.

2. Corta a ras de suelo:

Esta es una manera de cortar las uñas negras a un perro. Yo creo que es la más utilizada, y desde luego es la que yo uso. La segunda manera es colocar la pata del perro apoyada en el suelo, como cuando está de pie normalmente y calcular el corte para que quede justo al ras de suelo en la pisada.

Refuerzos positivos al terminar. Una vez hayas terminado de cortar las uñas a tu perro hazle unas caricias, dale una chuche o juega un rato con él. La idea es que vaya asociando el corte de uñas a un trámite indoloro que al final…tiene una recompensa divertida. Si…todo en la vida es cuestión de motivación.

Qué hacer si por accidente cortas la uñas del perro:

 En ese caso no te asustes. Si has cortado demasiado y tu perro está sangrando  lo mejor es meter esa uña en polvo antiséptico especial para mascotas, que puedes encontrar en veterinarios y tiendas de mascotas (o en MasCupon). Lo que hará es cortar el sangrado y evitar que se infecte el corte.

Si no tienes en casa, utiliza una gasa limpia empapada en una mezcla de agua normal y agua oxigenada, o bien agua normal y betadine. Escurre la gasa y presiónala contra la uña afectada durante al menos 5  minutos, hasta que pare de sangrar.

Para todo ello puedes adquirir buenos productos en MasCupon.