¿Es sano que tu perro coma sobras?

llepolies

¿Tu perro puede comer frutas, verduras, cereales, legumbres…?

Sí, claro. Pero ya hemos dicho que el perro es un carnívoro y, por lo tanto, no puede ni debe tomar todos esos alimentos en la misma cantidad o de la misma manera que los comemos nosotros los humanos. Si se los ofrecemos como parte de la dieta, tenemos que asegurarnos de facilitar su digestión: tienen que estar adecuadamente preparados y/o cocinados y, sobre todo, en la proporción adecuada.

Piensa que los lobos, que son los ancestros de nuestros perros, sólo ingieren una pequeña cantidad de material vegetal cuando comen las vísceras de sus presas: estómagos o intestinos de animales vegetarianos que, antes de ser cazados, se habían alimentado de hierbas, frutos, etc.

¿Por qué son malas las sobras?

¿Sabías que alimentos como la uva, la cebolla o el chocolate pueden ser tóxicos para tu perro?. Sin embargo, son ingredientes de lo más comunes en nuestras dietas “para humanos”. Y es que nosotros comemos aquello que es beneficioso para nuestra especie y bien tolerado por nuestro organismo.

Si cocinamos para personas, no podemos esperar que las sobras de esa comida constituyan una dieta equilibrada para nuestros perros, animales que pertenecen a una especie muy distinta a la nuestra y con unos requerimientos nutricionales completamente diferentes.

Y por último, la pregunta estrella que muchos tendréis ya en la cabeza…

¿Y los huesos de las sobras, también son malos?

Sí, lo son. Los huesos cocinados son malos para tu perro porque existe un alto riesgo de que se astillen y puedan causar perforación en los intestinos o el estómago.

Alimentación equilibrada, un seguro de vida

Como ves, alimentar a tu perro con las sobras de tu mesa, o incluso suplementar su alimentación con ellas, no es buena idea.

Lo aconsejable es escoger una dieta equilibrada y natural, que contenga los nutrientes fundamentales para cubrir las necesidades de tu perro, y asegurarte de que está específicamente elaborada teniendo en cuenta sus características de especie, su edad, su nivel de actividad, etc. Esa es la mejor manera de asegurar la salud actual y futura de tu perro.