Consejos para tu primer perro: aprende a cuidarlo

Qué debes saber antes de tener tu primer perro

Más de uno, tras agenciarse a su primer perro habrá pensado «si lo hubiera sabido antes…». Y es que hay que tener en cuenta que cuidar a una mascota no es como tener un juguete. Así que te voy a mencionar cuatro cosas que debes saber antes de ir a buscar a tu nuevo compañero de piso.

  1. Vas a dedicarle mucho tiempo. Cuidar de tu mascota debe convertirse en tu rutina. Tu perro va a depender de ti, así que si eres de los que no va a poder comprometerse con este pequeño peludito, piénsalo dos veces. Ten en cuenta que si te surge una escapada de última hora, habrán alternativas para que puedas viajar con él.
  2. Antes de comprar, adopta. Por desgracia, las perreras están inundadas de perros abandonados que buscan un hogar. Así que antes de gastarte el dinero, acércate a una protectora de animales, seguro que tu nuevo amigo te está esperando allí.
  3. Piensa dónde lo vas a tener. Si vives en un piso de 40 metros cuadrados, no vayas a buscar a un Boyero de Berna. Intenta que tu mascota tenga unas medidas en las que pueda sentirse cómodo en tu hogar. Si tienes un jardín amplio por el que tu perro pueda jugar, el abanico de razas se ampliará.
  4. Fíjale unas normas. Los cachorros son hiperactivos, juguetones y un poco traviesos. Por eso deberás aprender a tener paciencia y a decirle que eres tú el jefe de la manada para que aprendáis a convivir en armonía. Incluso te puedes convertir en todo un encantador de perros como César Millán.

Alimentación personalizada

Uno de los consejos para tu primer perro va a ser el cómo alimentarlo. No necesitará un menú a la carta, pero hay una cosa que debes recordar: no son humanos. Y es que las mascotas tienen su propia alimentación, pero por el contrario al igual que las personas y dependiendo de la edad necesitaran un tipo de comida u otra. Durante la etapa del crecimiento deberás darle comida junior. Cuando ya tengas preparada la comida será el turno de establecerle un espacio fijo para que él pueda comer y beber.

Una vez supere la edad de crecimiento, es hora de adaptar la alimentación a su edad. Los veterinarios aconsejan que lo recomendado para pasar de la alimentación de cachorro a adulto cumple la siguiente normativa:

  • Razas pequeñas: a los 12 meses.
  • Razas grandes: entre 15 a 18 meses.
  • Razas gigantes: entre 18 a 24 meses.

Mantén a tu mascota aseada

Hay perros que disfrutarán con el baño y otros que te lo pondrán más difícil. Pero… ¿cuándo tienes que bañar a tu perro? Todo dependerá del tamaño de tu mascota y del tipo de pelo. Eso sí, la norma que deben cumplir todos es que hasta que no tengan los dos meses de edad no se les puede bañar porque su sistema inmune no está completamente desarrollado y son vulnerables.

De ahí hasta los seis meses se les podrá bañar pero con mucho cuidado y con toallas húmedas. Una vez cumplidos estos periodos de tiempo, ya podrás bañar a tu mascota. Recuerda que los perros tienen su propio champú que lo puedes comprar en tiendas de animales. Nunca los bañes con el jabón que usarías para ducharte, ya que podrías dañar su pelaje. Así pues, deberás bañar a tu mascota según estos parámetros.

  • Razas de pelo largo: bañarlos cada 4 semanas.
  • Razas de pelo medio: bañarlos entre 4 y 6 semanas.
  • Razas de pelo corto: bañarlos entre 6 y 8 semanas.

Visita obligada: el veterinario

Tu mascota deberá tener revisiones periódicas para comprobar que está sano, fuerte y para vacunarle. Es es uno de los consejos para tu primer perro más importantes. Algo que a algunos perros no les hace mucha gracia, pero que es obligatorio para su bienestar así que no repares en gastos para tu primer perro.

Por desgracia, hay varias enfermedades que pueden dañar y mucho a tu mascota, así que este es el calendario a seguir para que tu amigo esté prevenido:

  • Un mes y 15 días: Primera vacuna PUPPY contra parvo y moquillo. Antes de la primera vacuna es recomendable desparasitar a tu cachorro.
  • Dos meses después de la primera vacuna: se inocula la DHPPI contra parvo-moquillo, leptospirosis, hepatitis y tos de perreras.
  • A los quince días de la última vacuna: se repite la misma DHPPI y deberás decirle a tu veterinario que le ponga el microchip. No es obligatorio, pero es muy recomendable ya que es como su DNI.
  • A los seis meses: vacuna contra la rabia. Esta es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central y es letal al 100%.  La legislación sobre la rabia indica que en España sea obligatoria esta vacuna, que se debe repetir todos los años.

Cómo peinar a tu perro de manera adecuada

Peinar a tu perro puedes ser una actividad divertida que tu perro puede disfrutar. Pero ¿sabes cómo se debe peinar a un perro? ¿Con qué frecuencia se debe hacer? ¿Cuál es el peine más adecuado? A continuación compartimos algunos trucos y consejos que pueden ayudarte a peinar tu perro. Vamos a conocerlos.

¿Por qué es importante cepillar y peinar tu perro?

Cepillar y peinar a tu perro es higiénico y permite a tu mascota que se sienta más saludable. Además él disfruta cuando lo peinas, le agrada el contacto cercano y la atención extra que le das.

Por otro lado, cuando cepillas a tu perro quitas los pelos adicionales. Y si tu mascota es de pelo largo, peinarlo permite que tu mascota luzca su pelo, con brillo y elegancia. Además mientras peinas a tu perro puedes detectar rápidamente si tiene algún problema de la piel o cualquier otro malestar.

Escoge un peine adecuado

Elegir un peine para perro puede no ser tan sencillo. Lo mejor es que te guíes por el tipo de pelo que tiene tu mascota. Trata de evitar los peines de cerdas ya que si no eres suave, cuando lo usas puedes lastimar la piel de tu perro.

Las razas de perro de pelo largo, como Collie o Terriers necesitan ser cepillado semanalmente. Un cepillo de pin es una buena opción para estas razas, porque la inclinación de los hilos de sus cerdas agarra la capa inferior y elimina los pelos sueltos sin causar dolor.

Los perros de pelo corto, como Labrador o Galgo no necesitan cepillado frecuente debido a que su pelo no se enreda tan fácilmente. Aún así es adecuado peinarlos cada dos semanas para eliminar el pelo suelto. Para ello puedes utilizar un cepillo de goma o un guante que permite atraer la suciedad y el pelo suelto a la superficie. Los guantes se ajustan sobre la mano, son una buena alternativa ya que tu perro pensará que lo estás acariciando y no sospechará que en realidad lo estás cepillando.

Si tienes un perro con pelo rizado como pueden ser un caniche se aconseja que lo cepilles frecuentemente para evitar enredos. Para cepillarlo puedes escoger aquellos que tiene cerdas de metal. Pero recuerda cepillar suavemente para no dañar su piel y causar malestar.

¿Cómo empezar?

Primero baña a tu perro. Hazlo con un champú adecuado. El champú diseñado para las personas – incluso el champú de bebé – tiene un pH diferente del que necesita tu perro. Pregúntale a tu veterinario cuál es el mejor producto para tu mascota. Si tu perro tiene problemas de piel, es probable que necesite un champú especial.

Luego de que concluiste su baño es tiempo de peinarlo. Primero debes comenzar por su rostro. Aunque su rostro no sea muy peludo, ayuda a que los pelos se sequen más rápido y su pelo se vea más brillante.

Detrás de sus orejas se pueden formar algunos enredos, por lo que debes dar a esta área especial atención. Para ello mantén una de sus orejas con una mano, con la otra sostén el peine y peina suavemente su pelo. La forma de manejar el peine puede ser similar a como utilizas un pincel, es decir, primero peina todo su pelo en dirección del crecimiento del vello y luego en sentido contrario. Esto hace que el pelo luzca mucho mejor y además es una técnica sencilla que te ahorra mucho tiempo.

También puedes comenzar desde abajo y luego continuar hacia las partes superiores del cuerpo de tu perro. Tienen que ser pasadas que se caractericen por ser cortas y suaves. Mucha atención a los enredos, además de las orejas, también pueden formase en la cola,  piernas y axilas de tu perro. Si detectas enredos comienza el cepillado en los extremos de los pelos y luego trabaja cerca de la piel.

¿Cómo quitar nudos?

Los nudos en el pelo se suelen formar en los perros que tienen pelo largo. En climas cálidos, este proceso de formación se puede acelerar. Por eso es que se recomienda que frecuentemente sea cepillado. Si te encuentras con un nudo necesitarás un peine fino. Usa la punta del peine para desarmar el nudo. Y de a poco ve alisando los pelos hasta que haya sido eliminado.

Nutella…perrita Border Collie que busca diabetes en las personas

Es conocido que los perros tienen una nariz prodigiosa. Además de fría, húmeda y fascinante, la nariz está equipada con aproximadamente 220 millones de células olfativas que permiten a los perros separar y distinguir los miles de aromas que flotan en el aire, muchos de los cuales son imperceptibles para nosotros.

Catherine Reeve, estudiante de doctorado en la Universidad de Dalhousie en Canadá, aprovecha esta habilidad canina en favor de la salud de quienes padecen diabetes. Con la ayuda de Nutella, una perrita Border Collie de 4 años, está realizando una serie de ensayos con el objetivo de saber si los perros, mediante el olfato, son capaces de percibir alteraciones en los niveles de azúcar en la sangre, ya sea bajas anormales (hipoglucemia) o alzas desmedidas (hiperglucemia).

Cabe destacar que existen perros entrenados para detectar hasta con una hora de antelación, dichas oscilaciones nocivas. Mediante señales específicas, como ladridos o toques con las patas, alertan a sus tutores enfermos de diabetes que van a sufrir una crisis, permitiéndoles tomar las medidas pertinentes. Inclusive, algunos les acercan comida o las medicinas que necesitan para su tratamiento.

Con todas sus virtudes, aún existen muchas desventajas que han limitado poner este recurso al alcance de la población en general. Los perros de asistencia para la persona diabética viven un proceso de adaptación que los condiciona y vincula estrechamente con la persona que deberán vigilar, a fin de que sean capaces de responder a las señales aromáticas que esta persona emite. Además, el entrenamiento personalizado implica que su costo sea elevado en miles de dólares, precisamente por la cantidad de tiempo y esfuerzo invertidos para proporcionar al perruno y al enfermo un entrenamiento personalizado.

Catherine, a la par de Nutella, tiene la intención de poner su granito de arena para disminuir esta brecha. Con sus investigaciones, pretenden descubrir si existe un olor asociado a las fluctuaciones de azúcar en la sangre. De conseguir demostrarlo, se abriría la posibilidad de entrenar escuadrones de perros detectores de hipoglucemia e hiperglucemia en el laboratorio, y capaces de atender a varias personas, sin distinción.

Acto seguido, da a oler una de las muestras previamente recolectadas a su peluda amiga y le pide que la identifique entre las opciones disponibles. Para evitar que Nutella se habitúe a la esencia de un sólo sujeto, procura rotar la fuente del material aromático utilizado en cada prueba. Si acierta, es recompensada con croquetas, golosinas o una jugosa salchicha.Las pruebas realizadas se llevan a cabo de la siguiente manera. Catherine recoge muestras de aliento de distintos paciente de diabetes tipo 1, con niveles bajo, medio y alto de azúcar en la sangre. Después, impregna torundas (bolas de algodón) con ellas y las coloca en tres tubos cerrados.

Sobra decir que la canina siempre se muestra dispuesta a cooperar. Hasta su tutora se ve obligada a darle descansos forzosos, ya que a veces Nutella se niega a dejar el laboratorio por lo estimulante que le resulta la actividad. ¡Es toda una científica!

Catherine espera tener las conclusiones de su investigación a más tardar en un año, cuando se gradúe. Esperamos que pueda comprobar su teoría, y con ello, contribuir a mejorar la vida de las millones de personas con diabetes alrededor del mundo.